Brisa Fenoy: «Voy más allá del feminismo: me considero humanista»

La cantante Brisa Fenoy publica su nuevo single, ‘Generación’.
ELENA BUENAVISTA

Es la hora del desayuno, pero quién lo diría. Enérgica, Brisa Fenoy llega a la cafetería madrileña donde la estamos esperando. Entra acelerada. Tiene varias entrevistas y un concierto: le espera un día intenso. Su sonrisa lo dice todo; inicia la jornada tan despierta como alegre. Viene a hablarnos de su nuevo single,Generación (RLM), que define como «un homenaje a todos esos jóvenes que luchan cada día para mejorar su futuro».

¿Ha cambiado algo de la Brisa Fenoy de Generación a la de Ella (2017)?
Sí, he cambiado y muy rápido. Dos años en este mundo, que es un caos, son como cinco o diez de una persona que tiene unos hábitos y sigue una rutina. Ahora estoy mucho más segura de mí misma y he perfilado mis objetivos. Ya no quiero que me digan lo que tengo que hacer. Este verano me encierro para hacer mi álbum.

Este single es sobre los jóvenes actuales. En 2019, lo han hecho también C. Tangana y Antifan (con su canción igualmente titulada Generación) o Carolina Durante, en su disco de debut, ¿por qué piensa que se está hablando tan alto de ello?
Nos sentimos más seguros de nosotros mismos y nos atrevemos a hablar. Tenemos trabajos mal pagados y no podemos quejarnos porque nos arriesgamos a que nos echen. Además, nos quieren poner en contra unos de otros cuando la culpa la tiene el sistema, que nos aprieta. A los jóvenes la libertad no se nos presenta dada, sino quitada y somos nosotros los que la tenemos que conquistar.
En mi caso, me dedico a la música pero a veces llego justa a pagar el alquiler. Pero por lo menos vivo de lo que me gusta. Cuando trabajaba de modelo no estaba contenta, era una obrera más que buscaba una plusvalía. Creo que debemos abogar por lo positivo, por la utopía… tenemos que despertar.

En Generación canta: «Me dijeron que nunca iba a ser lo que he sido, una cara bonita no vende contenido».
Al principio quería que fuera un rap en el que hablara mucho más de mí, pero es que mi vida es la de todos: somos una generación y nos ha tocado lo mismo. Quité de la canción algunas cosas de mi biografía, pero quise mantener ese [tararea] «modelo, estudiando y por la noche grabación». Antes mi día a día era estudiar psicología, trabajar en la moda y llevar en mi maleta el piano con mi ordenador. Recuerdo que ya no podía más, en ese momento quería gobernarme a mí misma y con Generación busco que los demás se gobiernen también.

En 2017, un polémico artículo titulado Millennials: dueños de la nada proyectaba la mala imagen que una parte de la sociedad tenía de los jóvenes. ¿Cree que se mantiene esa visión ahora?
Parece que se nos ha dado todo, pero no somos dueños de nada, se nos ha menospreciado absolutamente. No tenemos créditos en el banco porque no conseguimos encontrar un trabajo fijo y los sindicatos protegen más a las empresas que a los trabajadores. Nos dan una educación que nos sobreprotege, pero después nos sueltan a la jungla para buscarnos la vida y el sistema, en cambio, nos tiene desprotegidos. Ahora mismo, se nos mira mejor porque demostramos que nos lo estamos dando todo nosotros: los jóvenes somos autodidactas, consumimos cultura, leemos y nos adaptamos a una nueva era.

Otro verso dice: «Yo sí que estudio, yo sí que trabajo», ¿por qué cree que las anteriores generaciones tachan al millennial de «nini»?
Se piensa que somos unos egocéntricos y que no estamos interesados en temas filosóficos, educativos o intelectuales, y eso no es cierto. También hay un background muy interesante en el pensamiento de nuestros mayores y muchos lo tenemos en cuenta. Además, estamos en la era de internet y con las redes sociales se nos ha desvalorado mucho. Encima nos producen mucho estrés, a mí me gustaría estar más alejada de ellas.

Desde que colaboró con Aitana y Ana Guerra de Operación Triunfo, ¿ha notado mucha presión en las redes?
La gente recibió muy bien Lo malo, pero soy una persona muy despistada y reconozco que en Eurovisión metí algún gambazo… fue chocante ver todo lo que se decía de mí en Twitter. A partir de ahí me compré un libro, Arden las redes [de Juan Soto Ivars], y me di cuenta del odio que existe en ellas: son una caza de brujas. En vez de construir cosas para mejorar el mundo, somos destructivos.

Después de componer Lo malo, se le ha vinculado a un reguetón feminista.
Es algo que me alegra, pero ahora mismo voy hacia otra movida. El género del reguetón no es malo, pero quienes le ponen voz no lo hacen de la mejor manera: denigra a la mujer y promueve el capitalismo y el consumismo. Algunos piensan que si no llevas unas zapatillas de Balenciaga, no eres nadie.

También se vincula al feminismo a cantantes de reguetón como Ms Nina, ¿se identifica con la generación de músicos urbanos que hay en España?
No, solo pertenecemos al mismo momento. Yo mando unos mensajes opuestos a los que envían estos artistas [reflexiona]. También creo en otra realidad: ni machismo ni feminismo, humanismo.

Entonces, ¿su forma de pensar se identifica con ese «humanismo»?
Me considero humanista porque quiero la igualdad entre hombres y mujeres. El feminismo genera a veces polémica, dentro de él hay movimientos distintos…

Pero, por definición, el feminismo propone la igualdad entre hombres y mujeres.
Sí,y yo soy feminista, pero voy más allá.

Entonces, ¿en qué se diferencia para usted el humanismo del feminismo?
Para mí, el humanismo es la igualdad entre hombres, mujeres, niños, animales y planeta; entre el mundo entero. Significa estar integrado en un sistema de valores globales. El feminismo se centra en el género.

Volviendo a la música, antes ha mencionado que está trabajando en su primer álbum, ¿qué novedades traerá?
El disco hablará sobre este humanismo y sobre esas cosas que fallan y que deberíamos cambiar, con una especie de reciclaje. Desde enero lo estoy produciendo todo yo, con la discográfica era un poco más difícil por cuestión de intereses… No sé, me da la sensación de que, por ser mujer, prefieren que sea cantante antes que productora. Hay gente que no te cree si dices que quieres producir. Ahora estoy buscando dentro de mí, pero en verano el álbum estará listo.

Source link

Be the first to comment on "Brisa Fenoy: «Voy más allá del feminismo: me considero humanista»"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies