El discurso de Salvador Sobral tras ganar Eurovisión 2017 indigna a sus rivales


Actualizado:17/05/2017 16:14h

Guardar

Después de cuatro días de reiterados halagos y felicitaciones, Salvador Sobral se enfrenta a sus primeras críticas tras ganar el festival de Eurovisión 2017. Lo sorprendente es que esas protestas han llegado por parte de algunos de los que fueron sus rivales durante la gran final que se celebró el pasado sábado en Kiev.

Varios de los representantes de este año que compitieron por el micrófono de cristal critican las palabras que el portugués dijo tras ganar el concurso a los 200 millones de espectadores que estaban siguiendo el show a través de televisión. «Vivimos en un mundo en el que se consume música fast food totalmente hueca y sin contenido. Creo que mi victoria puede significar mucho para gente que hace y escucha música con un mensaje claro. La música no son fuegos artificiales, la música son sentimientos. Deberíamos cambiar esto y devolver el valor que merece».

Estas palabras no han sentado nada bien entre sus rivales. El sueco Robin Bengtsson, quinto en la final con la canción «I can’t go on», ha señalado en su cuenta de Instagram que el discurso de Sobral no está a la altura de su victoria. «Esta foto fue, seguramente, tomada durante una rueda de prensa en Kiev en la que hablaba de música ‘fast food’, Salvador Sobral. Enhorabuena por tu victoria. Sin duda, me encanta tu tema y el modo en el que cantas, pero creo que tu discurso tras ganar Eurovisión estaba muy por debajo de lo que se podría esperar de un verdadero triunfador. Lo que tú denominas como música fast food puede ser para muchos la mejor cosa del mundo en un momento concreto y este estilo de música puede ser considerado tan bonito como el tuyo. Hay espacio para todos», señala el artista sueco. El cantante australiano Isaiah ha sido uno de sus casi 84.000 seguidores que le han dado «me gusta» a esta publicación.

Salvador Sobral siempre ha reconocido que desconocía todo sobre el festival de Eurovisión y en varias entrevistas ha defendido que su candidatura era «un tartar en medio de tantas hamburguesas». Pese a su ignorancia sobre el festival, dudaba de que el público seguidor de este concurso fuera capaz de apreciar su talento. «Yo no sabía que el público de este festival tendría, sin querer ser malo o prepotente, la sensibilidad suficiente para escuchar algo tan crudo y desnudo como mi tema. Eurovisión parece enfocado más al espectáculo y, curiosamente, a la gente le gustó la sencillez de mi propuesta», señaló en una entrevista para ABC tres semanas de su participación en Eurovisión. En la misma conversación, el artista portugués también reconoció que su sueño no era ganar el festival, sino poder tocar por todo el mundo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies