«El humor tiene que ser provocador, sin censura»

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) –

Los actores María Barranco, Jorge Sanz y Ana Turpin estrenan este miércoles, 13 de abril, en el Teatro Marquina de Madrid ‘El premio’, una comedia «ácida» y de la que va a «salir salpicada mucha gente» porque, defienden, «el humor tiene que ser provocador, sin censura».

Así lo subrayan los intérpretes en una entrevista concedida a Europa Press ante su vuelta a los escenarios con esta obra, escrita por Joaquín Gorriz y dirigida por Gabriel Olivares, en la que se plantean hasta dónde puede llegar una persona por alcanzar el «éxito».

«La gente se va a sentir identificada por que todo el mundo tiene un precio y todo el mundo quiere un premio», incide Barranco sobre la propuesta teatral, una «comedia brillante» en la que se mete en el papel de una editora que propone a su expareja, un escritor venido a menos (Jorge Sanz), amañar un prestigioso premio de la editorial en la que trabaja.

La función «rompe los límites de los valores, de las relaciones y del talento», señala al respecto Sanz, quien asegura que se ha encontrado «muchas veces» con gente capaz de cruzar cualquier límite por el éxito tanto en el espectáculo como en otros oficios.

En ‘El premio’ todo ello se aborda desde el humor, un humor que para el conocido actor «no debería tener límites». «Uno puede ser malo, grotesco o maleducado, pero no puede estar censurado», asevera al hilo del debate generado tras la polémica reacción del actor Will Smith en los pasados Oscar.

Turpin coincide con Sanz y arremete contra cualquier respuesta violenta, al tiempo que marca la diferencia entre «reírse con la gente y no de la gente». A su juicio, «el humor tiene que tambalearlo todo para integrarlo».

«Responder de forma violenta es un reflejo de la violencia que tenemos dentro. Si quieres paz fuera primero tienes que tener paz tú», continúa la actriz, que en la obra se mete en la piel de la nueva pareja del escritor, quien se ofrece a escribirle la novela para optar al premio de 300.000 euros.

En este contexto, Turpin reivindica también el humor como un «signo de inteligencia». «La gente que no tiene humor me parece tremendamente peligrosa», avisa, al tiempo que incide en que tal y como está el mundo en la actualidad –con guerra, pandemias y crisis– «hace falta reírse más que nunca».

Sanz comparte las palabras de su compañera en escena, respecto a lo que destaca la capacidad de la sociedad española de «sacarle punta a todo» en cualquier momento. Y es que, dice, lo que «más gusta» en España es un «buen chiste bien contado».

Lo mismo piensa Barranco, quien recuerda que en los momentos «más dramáticos es cuando uno se ríe más». «En los funerales, los velatorios… en las trincheras, cuando uno necesita soltarse más», enumera riendo.

EL TEATRO, «REFORZADO» POR LA PANDEMIA

Todo esto es lo que pretenden hacer con ‘El premio’, que el público se ría de sí mismo a la vez que reflexiona sobre si sería capaz de «venderse». «Todo el mundo diariamente tiene que ver hasta donde llega. La ética brilla por su ausencia en todas las profesiones y en todos los sitios», insisten los actores al respecto.

Además, destacan que la propuesta llega en formato teatral, un ámbito que, a su juicio, cada vez gana más peso al ser el «refugio del actor» frente a la tecnología del cine y la televisión que «desvirtúa».

«Ahora tienes toda la música y el cine del mundo aquí (en el móvil), pero la comunión entre el escenario, los actores y el público es insustituible. Va a ser de por vida», reitera Barranco.

Al respecto, Sanz considera que el teatro, al igual que otros espectáculos en directo, ha salido «reforzado de alguna manera de la pandemia». «Si hay algo que se puede sacar en positivo de todo ello es que se ha puesto en claro lo que realmente es importante, y el teatro lo es», sentencia.

«Lo bueno que tiene el teatro en esto momentos locos de confusión de valores, es que es algo eterno. Estamos viviendo un momento de oro en el teatro, porque alimenta el alma, entretiene y aprende», añade Turpin, por su parte.

En este sentido, llaman a valorar todo aquello por lo que apuestan con ‘El premio’, el teatro y la comedia, que, lamenta Sanz, «parece que está infravalorada». Al menos en los grandes premios, según Barranco, que lamenta que «las que sufren» se llevan los galardones cuando «España es un país de comedia».

«Todos los grandes han sido grandes cómicos, es el género más difícil», apostilla la emblemática actriz, quien junto a sus compañeros se marca como «premio» más próximo conseguir «colas y colas» de público en el Teatro Marquina.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies