El Prado proyecta una película «de ciencia ficción» con las pinturas negras de Goya

   MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) –

   La sala 64-65 del edificio Villanueva del Museo del Prado albergará hasta el próximo 4 de septiembre la obra de Philippe Parreno ‘La Quinta del Sordo’, una película de 40 minutos en la que se juega a recrear la desaparecida finca de Goya donde creó las pinturas negras.

   «Es una visita intrigante con una película que podríamos calificar de ciencia ficción«, ha señalado el director adjunto de conservación e investigación de la pinacoteca, Andrés Úbeda, quien ha calificado la pieza de «obra de arte total».

   «Es vivificadora la visión de cómo un artista contemporáneo se complementa con otro«, ha apuntado Úbeda, remarcando la importancia del sonido en esta película. «Casi se puede decir que se oye la pintura en la película y por eso hemos sido muy cuidadosos con ello. Además, es un sonido en un momento en el que Goya estaba sordo», ha remarcado.

   Entre 1819 y 1824 Goya pintó un conjunto de 14 pinturas –las pinturas negras– en las paredes de los dos pisos de La Quinta del Sordo. Esta casa se demolió en 1909, pero se rescataron las pinturas que ahora se encuentran en la sala contigua a donde se proyecta la película de Parreno.

   La cinta recrea esa vida en una casa sin fecha concreta, aunque traslada al espectador al momento en que todavía era ocupada por Goya. Parreno reconstruyó la casa y el jardín en tres dimensiones para hallar la acústica original del lugar, y acompaña movimientos de cámara muy cerca de las pinturas con el crepitar de un fuego, generando un peculiar juego de luces.

   Parreno utilizó cámaras ultrarrápidas (500.000 fotogramas por segundo) para grabar las pinturas. Además, acompaña la película con la intervención de un músico en cada sesión, que hace una introducción. En esta primera, el violonchelista Alejandro Marías ha hablado de los preludios como «profecías o máquinas del tiempo para presentar algo que aún no ha sucedido».

   «La cuestión que se plantea aquí es, por encima de todo, la de la imagen y el espacio, da igual en qué orden los planteemos. Porque, entre los datos, están estos dos elementos que constituyen nuestras realidades, es un juego de prestidigitación. En la película, seres ‘ocultos’ e ‘invisibles’ aparecen y desaparecen«, ha explicado Parreno.

   Para hacer esta película, el artista colaboró con el director de fotografía Darius Khondji, la montadora Ael Dallier Vega y el diseñador de sonido y ganador de un Oscar Nicolas Becker, con Lexx, un productor musical, ingeniero y coinventor y cofundador de Bronze, una nueva plataforma y formato de música generativa e inteligencia artificial.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies