El Teatro Real y Teatro de La Abadía recuperan dos obras del Siglo XVII sobre pandemia y guerra en ‘Extinción’

   Se ofrecerán 12 funciones en el Teatro La Abadía, entre los días 12 y 24 de abril

   MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) –

   El Teatro Real y el Teatro de La Abadía han vuelto a unirse, en esta ocasión con la colaboración del Festival Internacional de Arte Sacro (FIAS) 2022, para coproducir el estreno absoluto de ‘Extinción’, una propuesta escénica de Agrupación Señor Serrano que nace de recuperar dos obras del Siglo XVII del monje benedictino Joan Cererols: ‘Missa pro Defunctis’ (1651) y ‘Missa de Batalla’ (1648).

   «La primera misa de difuntos trataba el tema de la peste, de una gran pandemia, que es lo que estamos viviendo tristemente, y la segunda misa es una misa de batalla, pero es una misa de celebración de la victoria sobre el conflicto en Nápoles, que también –tristemente– estamos viviendo en otra guerra», ha explicado en la rueda de prensa de este martes el director musical de ‘Extinción’, Javier Ulises Illán.

   Asimismo, ha destacado que son músicas que surgen en «un entorno del miedo, del hambre y oscuro». «Una viene para consolar y la otra viene para agradecer al altísimo«, ha señalado el director musical.

   ‘Extinción‘ entremezcla en escena tres performers-manipuladores (Carlota Grau, Marcel Borràs y Àlex Serrano), un director musical (Javier Ulises Illán) y un ensemble vocal y musical como son la Agrupación Musical Nereydas y el Coro Titular del Teatro Real, dirigido por Andrés Máspero.

   Según ha desvelado Ulises Illán, la obra tiene una instrumentación «bastante particular» ya que se han incluido dos elementos que «se conectan con Cererols» como son el arpa y el órgano. «Esos dos instrumentos estarán liderando el diálogo entre las dos misas y sosteniendo una música exuberante«, ha comentado el director musical.

   Además, ha señalado que se trata de «una experiencia caleidoscópica musical» puesto que se va a escuchar una música «policoral». Una de las misas se va a realizar a dos coros y la otra a tres, sumando en total «en el mayor de los casos» 20 cantantes, con una misa a 7 voces y otra a 12 voces.

   De este modo, ‘Extinción’ es una dramaturgia que se despliega mediante el uso de una mezcla de objetos, texto, cámaras, performance, sonido y proyecciones videos en directo. Con ayuda de imágenes estáticas y extáticas capturadas en vivo y transformadas en tiempo real y performers que entran y salen de diferentes figuras alegóricas, se representa la búsqueda del alma, del coltán, del fuego y de la sangre.

   «El propio teatro se va a convertir en una máquina del tiempo. Si Cererols supiera que 350 años más tarde habría músicos profesionales leyendo música en una tablet en una abadía desacralizada, se echaría las manos a la cabeza, pero también habla de una sociedad que avanza, de una sociedad preocupada por la cultura», ha sentenciado Ulises Illán.

   Por otro lado, la obra parte de tres líneas argumentales: el viaje que hizo Francisco de Orellana en 1541, la escolástica barroca y el extractivismo minero. «Cogemos estas tres líneas pero no las explicamos, sino lo que hacemos es apuntarlas y empezar a cruzar los signos y los símbolos de cada una de estas historias junto con los de una liturgia religiosa», ha explicado por su parte el director artístico, Àlex Serrano.

   ‘Extinción’ ofrecerá 12 funciones entre el 12 y el 24 de abril en el Teatro de La Abadía, en la Sala Juan de la Cruz. «Qué bello que precisamente esas dos misas del Siglo XVII lleguen hoy en el Siglo XXI a una iglesia como es el espacio San Juan de la Cruz«, ha expresado el dramaturgo, Juan Mayorga, durante su intervención.

«EL MONTEVERDI CATALÁN»

   Joan Cererols (1618-1680) fue un monje benedictino que renovó la tradición española renacentista abriéndola a las influencias barrocas llegadas de Italia y Flandes a mediados del siglo XVII. «Yo diría que estamos ante una especie de Monteverdi catalán, creo que su música es de una calidad excelente», ha calificado Ulises Illán.

   Cererols desarrolló toda su carrera en torno al Monasterio de Montserrat, en el que llegó a ser director de la escolanía durante más de veinte años, época en la que compuso su ‘Missa de Batalla’ (1648), una misa-parodia compuesta en honor a Felipe IV, en la que refleja la ola de optimismo tras la victoria de las tropas castellanas en Nápoles, inspirada en ‘La Guerre ou La Batalle de Marignan’, otra misa-parodia del renacentista francés Clément Janequin.

   Sin embargo, tres años después, refleja en ‘Missa pro Defunctis’ (1651) un ambiente muy diferente: más sobrio, denso y oscuro debido a la epidemia de peste en Barcelona ese año, que pasaría a propagarse posteriormente a otras partes de la Corona española.

   Si bien gran parte de la obra de Cererols fue destruida en el incendio de la Abadía de Montserrat provocado por las tropas francesas en 1811, la obra que se salvó fue impresa a principios del siglo XX y acabó de poner a Cererols en los lugares de honor del Barroco español. Estas obras son testimonio de un oficio cimentado en el stile concertato y abierto a las influencias barrocas llegadas desde Italia y Flandes.

   Agrupación Señor Serrano es una compañía de teatro con sede en Barcelona que crea producciones originales sobre aspectos discordantes de la experiencia humana contemporánea

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies