Farruquito: "Los artistas somos los mayores políticos del mundo"

Farruquito y sus dos hermanos, Farruco y El Carpeta, se suben juntos por primera vez a escena en el espectáculo Tr3s Flamenco los próximos 18,19,20 y 21 de enero en el Teatro Nuevo Apolo (Madrid).

Tarde, el retraso supera los 40 minutos, pero sin prisa ni nervios, llegan los tres, el mayor y más popular, Juan; el mediano, Antonio; y el pequeño, Manuel, para hablar de su montaje. No quieren salidas de guion, o al menos no en una dirección.

Los Fernández Montoya rinden homenaje a su abuelo Farruco, su maestro, y así a sus raíces. De 34, 28 y 19 años han querido dar cada uno su toque, su manera, su forma de mirar y entender el flamenco. Y en el nombre, ese número con el que han querido mostrar tres caras muy distintas, están la material, la espiritual y la intelectual.

Tr3s: espiriutual, intelectual y material, ¿quién es quién?
Juan (J): Los tres tenemos un poco de cada cosa, como un gazpachillo, tenemos de cada cosa.

¿Pero quién tiene más de cada?
Antonio (A): Farruquito es más intelectual.
Juan (J): ¿Yo?, ¿cómo voy a ser yo el más intelectual?
Manuel (M): Yo creo que soy el material.

Cuando lo que haces es verdad, sí se puede convencer al que no le gusta el flamenco ¿Y en el espectáculo?
J: Ponemos cada uno un poco de cada cosa. Yo pongo lo mío, que es lo de ser el mayor, luego Farru pone lo suyo, de su generación, y luego Manuel, lo de la suya; lo que hemos vivido cada uno. Son cosas distintas, vivencias distintas, pero todas se basan en lo mismo que es defender el flamenco. Y creemos que se puede evolucionar porque desde mí pasando por ellos se ha evolucionado mucho, pero al tiempo creo que está bien la evolución y que se puede hacer sin tener que irse a mezclar esto con otras danzas.

Vamos, que las fusiones mucho no les van..
J:El flamenco es flamenco; la pureza va en la verdad y en el corazón, pero también hay una rítmica y un movimiento propio.
A: Más que defender el flamenco puro, lo que defendemos es cómo llegar desde el flamenco tradicional a tu manera de explicarlo, pero desde un flamenco con conocimiento. Para innovar o aportar algo que tenga un sentido hay que conocer primero. Y eso es lo que queremos mostrar, nuestras tres vivencias desde el flamenco.

¿Qué vivencias hay de cada uno?
A: Mi hermano cogió la época de mi abuelo Farruco, lo vivió más de cerca. Yo recogí lo último y Manuel ha vivido nuestras dos experiencias. Y eso es lo que ponemos en escena además de nuestro sello farruquero.

¿Y hay reflejo social de cada generación?
A: Sí, porque el flamenco también está de otra manera dependiendo de la época.
J: Antes era muy personal, serio, y no se permitían tantas cosas como ahora. Cuando querían aprender flamenco buscaban un maestro, iban a una escuela.

¿Y ahora?
J: Ahora tenemos mil maestros en Youtube y en las redes, pero ahí no hay cercanía, y eso no es un maestro, son profesores. Un maestro es alguien con quien te sientes identificado en su filosofía y con su persona, y yo voy a aprender con él, no a imitar movimientos sin más.

Según su experiencia, ¿el público prefiere un flamenco más respetuoso al origen?
J: El público quiere verdad y emocionarse, y eso no entiende ni de cánones ni de ortodoxias. Yo pienso que a veces los cánones les cortan las alas a los artistas, pero hay una diferencia grande cuando conoces la base y a partir de ahí vuelas. Hay que volar desde una base.

¿Hay mezclas que eliminarían?
J: No hablamos de eliminar. Cualquiera tiene derecho total a expresarse, no somos de censurar, pero según el título que pongamos a algo estamos confundiendo al público o no. Yo, por ejemplo, tengo inquietudes, soy joven, y está bien plasmarlo, de ahí viene la personalidad de cada uno, pero ¿qué nombre le estás poniendo? Cuando te atreves a poner flamenco a un espectáculo tienes que tener cuidado; que al menos sea flamenco lo que hagas. Te puede gustar más o menos lo que haga, pero yo hago flamenco.

¿Y a los más jóvenes cómo les llega el flamenco?
M: Hay muchos jóvenes que piden el puro, el que yo he vivido, pero hay también jóvenes que igual no entienden ese flamenco puro que nosotros vivimos.

Llevamos haciendo política desde que nacemos hasta que morimos, somos los que de verdad hacemos política¿Se puede convencer a quien asegura que el flamenco no le gusta?
J: Cuando es verdad, sí se puede convencer al que dice que no le gusta el flamenco. El idioma más universal del mundo es el del sentimiento. Cuando es bueno y es verdad llega. Igual no sabes el nombre técnico pero sí decir: dios mío, me ha tocado. Y hay casi más gente que no entiende de flamenco fuera de España y que luego son los que llenan el teatro. El flamenco llega, el flamenco engancha.

¿Por qué decidieron hacer un espectáculo, el primero que hacen juntos, los tres?
J: Por Manuel, que nos pidió hacer algo con nosotros. Y nos pareció buena idea. Apenas nos veíamos y así empezamos a decir vamos a contar lo de cada uno, y fue todo muy natural. Nos salió en la casa tranquilamente. Y así expresamos nuestras alegrías y nuestras penas.

¿Qué les da más miedo?
M: Estar al lado de ellos. Es una responsabilidad, porque  fuera de escena no. Fuera te ríes, lloras, te vas de juerga, pero dentro… Ellos son más mayores y han estado más tiempo ahí y ahora que nos hemos juntado y yo soy el más joven pues impone. Y los admiro mucho.
A: Yo prefiero decir respeto, y es necesario el respeto a las tablas y al público.Han venido a verte y tienes que estar a la altura. Más aún, hay que estar a la altura de cada uno de los pensamientos de cada uno de los que vienen a verte.
J: Quedar bien con todo el mundo es imposible, pero el pensamiento de hacerlo está. Y sirve para crecer y estar confiado en las tablas. La gente viene a verte para echar un buen rato y ver que los que estamos sobre el escenario lo estamos pasando bien.

¿Qué le puede romper o le rompe esa confianza?
J: Los fallos técnicos, un micro que se satura, o que nos equivoquemos nosotros.

¿Cuál es el recuerdo más bonito y el más triste de su carrera?
J: Es muy difícil, hay muchos.
A: Cuando éramos pequeños, yo tendría 14 años y él 19, y esos ratos eran emocionantes, porque no tenías la conciencia como ahora. Es que nosotros hemos pasado mucha fatiga, bailar con fiebre o bailar cuando todo falla, o sin haber dormido ni comido. Y detrás del desastre salen las cosas más bonitas, y está la magia de cómo lo recoges y lo haces bueno. Del fallo sacas la virtud.
J: El arte es no representar las cosas bellas sino bellamente las cosas. Es decir te pase lo que te pase conviértelo en belleza y en arte.

¿De qué desastre han aprendido más?
A: Es que nosotros somos todos un desastre. Con poco tiempo por ejemplo no podemos, necesitamos hacer las cosas con mucho tiempo. Ensayamos hasta diez minutos antes del estreno.

¿Cómo se ayudan en escena?
J: Somos hermanos y compañeros del camino y estamos pendientes todo el tiempo, y en este espectáculo hay de los tres. Es un espectáculo para que se viesen los tres colores del mismo color que es el rojo de la sangre.

Hemos pasado mucha fatiga, hemos bailado con fiebre y sin haber dormido ni comidoAdemás de flamenco, ¿cuánto espacio le dan a la libertad?
J: Sí, siempre. Siempre dejamos espacio a la improvisación e intentamos que predomine la improvisación.
A: Creemos que ése el origen del flamenco, eso es el flamenco. Porque nace de la expresión de un pueblo gitano andaluz que se afinca en la baja Andalucía y muestra tal como es a través de la música y se convierte en flamenco. Y se distingue a los flamencos porque no nace con una estructura. Por eso la improvisación es tan importante. Y por eso cada espectáculo tiene algo diferente.

¿Algún escenario sobre el que no actuarían?
J: No, en cualquier sitio se puede bailar. Nos han nacido los dientes en esto.

¿Incluso si fuera un escenario político?
J:¿Por qué? Si somos los mayores políticos del mundo los artistas, llevamos haciendo política desde que nacemos hasta que morimos, somos los que de verdad hacemos política, los políticos verdaderos somos los artistas porque hacemos que los mensajes queden en la historia y no sean sustituidos cada cierto tiempo.

¿Y cuál es el mensaje?
J: El mensaje es que todos somos música y arte, lo que debemos hacer es aprender a sacarlo para compartirlo, que eso es lo más bello.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies