«Hay que preguntarse por qué grandes firmas no esponsorizan el flamenco»

   MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) –

   El festival Suma Flamenca ha regresado a Madrid desde el martes 18 de octubre y hasta el 6 de noviembre, tras pasar dificultades con la crisis generada en el sector por la pandemia. «Estamos vivos de milagro«, ha reconocido en una entrevista con Europa Press el director del certamen, Antonio Benamargo.

   «Los dos años de pandemia han sido duros psicológicamente para todos, pero afortunadamente tanto el 2020 como el 2021 hemos vendido las entradas bastante bien, no ha habido ningún inconveniente en los espectáculos. Este año afrontamos ya el 100% de venta de entradas y esperemos que todo vaya bien», ha explicado Benamargo.

   Nombres como Carmen Linares, Rafael Riqueni, María Pagés, El Pele, Mayte Martín, La Tati, Capullo de Jerez, Dorantes, Jesús Carmona, Patricia Guerrero, Esperanza Fernández o Dani de Morón recorrerán diversos escenarios de la Comunidad de Madrid, tras dar el guitarrista Tomatito el pistoletazo de salida el pasado martes 18 de octubre con una actuación en los Teatros del Canal.

   El director de Suma Flamenca ha abordado la actual situación del sector y el apoyo tanto de las instituciones como de la empresa privada. «El apoyo es insuficiente no solo por parte de las administraciones, también tendría que haber privadas: habría que preguntarse por qué las grandes firmas comerciales no esponsorizan el flamenco, pero salivan por cualquier producto del tres al cuarto de pop», ha lamentado.

   Benamargo reconoce que, «en general, el flamenco vive de los festivales de Andalucía». «Debería haber más festivales de flamenco, en realidad hay tres grandes festivales: La Bienal Sevilla, Suma Flamenca y el Festival de Jerez y para mí hay más demanda en el público que oferta de las administraciones», ha asegurado.

   En cualquier caso, ha defendido que el flamenco «goza de una salud envidiable». «La crisis del 2008 y después la pandemia ha afectado muchísimo, pero sobre todo ha afectado más al mundo del pop y al rock. El flamenco siempre vive del directo y a nosotros no nos afectan tanto las crisis de las discográficas. Estamos en un momento muy bueno», ha resaltado.

   Precisamente, cree que ese buen momento se refleja en el festival, ya que «están saliendo figuras tanto del cante y del baile como de la guitarra que están renovando totalmente el flamenco». En cuanto al cartel de Suma Flamenca, Benamargo asegura también no mirar la paridad a la hora de programar.

   «No tengo en cuenta ni voy contando hombres o mujeres o identidad o raza. Después, si acaso, observo hacia donde lo he llevado, pero no lo tengo en cuenta ni creo que se pueda programar de esa forma. Tengo en cuenta la calidad y nada más, a priori nunca me planteo nada de eso», ha reconocido.

   Para esta nueva edición, cuenta con que el público de Madrid «acuda en masa, algo que está garantizado». «Tenemos dos objetivos. Por un lado, mostrar en las conferencias y actividades paralelas lo que ha significado Madrid en la historia del flamenco, sobre todo como receptora de iniciativas y como plataforma de lanzamiento de las carreras de los artistas. Por otro, que el público disfrute de los espectáculos», ha concluido.

   Suma Flamenca traza hasta el 6 de noviembre un mapa actual del flamenco con 36 espectáculos y 195 artistas en una edición dedicada a Madrid como epicentro histórico del arte jondo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies