La BNE expone el ‘Códice Daza’ de Lope de Vega

   MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) –

   La Biblioteca Nacional de España (BNE) se une a la efeméride de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes Culturales, que este 2022 celebra su centenario, al mostrar desde este viernes 5 de agosto una de las obras emblemáticas de su colección: el ‘Códice Daza’, adquirida a propuesta de este organismo en el año 2009.

   El primer precedente de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de bienes del Patrimonio Histórico Español aparece en el Real Decreto publicado en la Gaceta de Madrid el 19 de febrero de 1922 relativo a las exportaciones de objetos artísticos por lo que este año 2022 se celebra su centenario.

   La Junta es un órgano consultivo y colegiado del Estado que en sus cien años de historia ha asesorado a la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y Deporte, al cual pertenece, en diferentes materias. Sus principales funciones son las de informar sobre la conveniencia o no de conceder autorizaciones para la exportación e importación de bienes culturales, realizar valoraciones y emitir propuestas para la adquisición, por parte del Estado, de bienes del Patrimonio Histórico Español para que se incorporen a las colecciones de los museos, archivos y bibliotecas estatales.

   La Junta está conformada por 22 especialistas y un secretario: 18 son designados por el Ministerio de Cultura y Deporte y 4 por el Ministerio de Hacienda y Función Pública. En reconocimiento de su labor, en el año 2021 la Junta fue galardonada con la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes.

   En 2009, el Ministerio de Cultura, a propuesta de la Junta, adquirió para la BNE el manuscrito autógrafo de Lope de Vega (1562-1635), conocido como ‘Códice Daza’, una de las compras más importantes de los últimos 50 años.

   El manuscrito se adquirió tras la denegación en diciembre de 2005, por parte de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español, del permiso de exportación solicitado por la familia propietaria para venderlo en la casa de subastas londinense Christie’s. Las negociaciones se iniciaron en 2005, lográndose finalmente su adquisición el 30 de diciembre de 2009.

   Una vez incorporado a la colección patrimonial de la BNE, el manuscrito ha sido restaurado y digitalizado y actualmente está a disposición de toda persona que desee consultarlo desde cualquier lugar del mundo, en la Biblioteca Digital Hispánica.

   El ‘Códice Daza’ es un cartapacio misceláneo –denominación que en el siglo XVII se aplicaba a un grupo de cuadernos de notas– de 532 páginas, encuadernado en pergamino, con restos de broches de cordel y anotación, a modo de título, en la cubierta ‘Aquí están las Églogas’.

   Se trata de uno de los tres borradores autógrafos conocidos de Lope de Vega, escrito en los últimos años de su vida, entre 1631 y 1634. Por ello, como destaca la BNE, es una pieza excepcional porque casi todos los textos que se han conservado de su puño y letra suelen ser piezas definitivas o destinadas a la imprenta.

   La parte conocida contiene las primeras versiones de algunas de las últimas obras de Lope, como ‘La Dorotea’, su principal obra en prosa, así como composiciones de las ‘Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos’ (heterónimo de Lope) o ‘La vega del Parnaso’. Aproximadamente la mitad de su contenido es inédito, incluyendo un gran número de composiciones presentadas de forma desordenada, que revelan la forma de trabajar de Lope.

   El ‘Códice Daza’ procede del Duque de Sessa, gran amigo y protector de Lope de Vega, que compiló este volumen en vida de su autor. Posteriormente, el códice pasó a los condes de Altamira, quienes entroncaron con los Duques de Sessa a mediados del siglo XVIII. En 1869 fue adquirido por Valentín Carderera, quien lo vendió a Luis de Madrazo, padre de Teresa de Madrazo, esposa de Mario Daza de Campos, pasando luego a poder de sus sobrinas Pastora, Piedad y Milagros Daza de Campos.

   El contenido fue transcrito por primera vez en 1970 por Joaquín de Entrambasaguas, a quien se debe la denominación de este borrador como ‘Códice Daza’, en referencia a la familia Daza de Campos, última propietaria del manuscrito, antes de su llegada a la Biblioteca Nacional de España. Podrá visitarse del 5 de agosto al 12 de septiembre en la antesala del Salón de Lectura María Moliner de la institución.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies