Manuela Vellés debuta con un disco tan guerrero como delicado, ‘Subo Bajo’

La actriz y cantante Manuela Vellés.
Alberto Van Stokkum

Manuela Vellés es realista. Soñadora, pero realista. “No se puede estar siempre bien, ni perfecta, ni fuerte”. No lo dice con tono de reproche a sí misma, sino como leit motiv. A la manera de las cosas que se aceptan para levar anclas.

Y ese nuevo viaje (o viraje) tenía como nuevo puerto los pentagramas. Aunque como actriz hay quien la habrá escuchado cantar en la pantalla (en La novia, de Paula Ortiz; Camino, de Javier Fesser; o en la serie Velvet), no ha sido hasta ahora que ha podido separar su guitarra del celuloide. Y se ha lanzado a publicar un disco.

“La música era para mi tiempo libre, mi ocio. Nunca vi que me dedicara a ello. Pero poco a poco, mi entorno me fue animando”, asegura cauta, “y este último año, recopilando todas las canciones que he compuesto y ordenando lo que tenía, pensé que era el momento de grabarlas”, acentúa.

El resultado es Subo bajo, un álbum que desde el título (homónimo de la primera composición) repara en un día a día natural, bicéfalo: “En 24 horas, puedo estar animada y en otro momento triste. Me gusta vivir las cosas como son, empaparme, no perderme nada”.

Esa montaña rusa entronca con su profesión de intérprete, pues hay etapas en las que “no paras de trabajar” y sin embargo, “luego no hay nada”. “El balanceo de la vida para encontrar el equilibrio”, porque, recalca, “tiene que haber de las dos cosas”.

Vellés, además, conoce esos altibajos vitales; aunque haya sido a través de sus personajes, como el de Caótica Ana o el de su próxima cinta, Alegría tristeza, de Ibon Cormenzana, junto a Roberto Álamo (estreno el 16 de noviembre).

“Hay canciones que son a la vida, a bailar y a la ilusión. Pero también hay desánimo o palos que te hayas llevado en otras. El disco quiere enseñar las dos partes: mostrarme como mujer delicada y vulnerable y como mujer guerrera, que pise fuerte, la ‘niña mala’ que sabe que si sale a la lluvia se va a mojar”, advierte.

Fuera complejos

Esa concepción dual del álbum ha tenido algo catártico para ella, que admite haber sentido “bastantes inseguridades” a lo largo de su vida, pero que ha querido “asomar la cabeza” y, de una vez por todas, quitarse “los miedos”.

“Esto era atreverme, un sueño por cumplir con algo que sentía imposible en un principio. Como si no fuera yo sola. Pero ha sido luchando como lo he producido y he elegido cada detalle con mimo, dedicación y trabajo”. Lo que ella decía, mujer guerrera.

A Vellés la música le ha acompañado “en momentos de soledad” y le ha servido “como bálsamo”. “Cuando compones, estás en tu intimidad. Mensajes que te das para coger fuerza. Yo soy una persona muy optimista y siempre intento ver la luz”.

Y ese mensaje, claro, lo interpela en español: “Me siento identificada más rápido, valoro las letras, su poesía. Mi idioma es lo más natural y se acerca a mi esencia, porque es donde soy honesta realmente”. Una honestidad que la emparenta con sus referentes: Zahara, Antonio Vega, Carla Morrison, Natalia Lafourcade, Jorge Drexler o Joaquín Sabina. “La música es inmediata. La sientes o no la sientes, va con la emoción”.Y eso, para Vellés, es (auto)suficiente.

Source link

Be the first to comment on "Manuela Vellés debuta con un disco tan guerrero como delicado, ‘Subo Bajo’"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies