«Si viviera, pensaría que no se ha solucionado el racismo»

   MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) –

   La editorial Salamandra publica en español la novela gráfica ‘Josephine Baker’, una obra monumental que repasa la vida de la bailarina conocida como ‘La perla negra‘, conocida por su activismo frente al racismo y que «si viviera hoy, pensaría que no se ha solucionado nada».

   «La situación en Estados Unidos ya sabemos cuál es: a pesar de las apariencias, la realidad lo desmiente. En Francia también hay racismo, por ejemplo, y creo que la labor que llevo Josephine es un largo camino del que nunca se llega al final«, ha apuntado uno de los hijos de la bailarina, Jean-Claude Bouillon-Baker, que ha sido asesor histórico de esta novela.

   «Se han ido poniendo piedrecitas con personas como Rosa Parks u Obama, pero no hemos terminado. Además, creo que si hubiera conocido a Nelson Mandela, le habría admirado«, ha señalado el hijo de la primera mujer negra en entrar en el Panteón de Francia.

   Baker, quien no pudo tener hijos biológicos, decidió formar una familia adoptiva multirracial a la que denominó ‘Tribu del arcoiris’ –con doce hijos–. Bouillon-Baker no se ha pronunciado respecto a si para él fue una experiencia satisfactoria su infancia, aunque sí ha aclarado que no se trataba de un experimento «intelectualizado».

   «Una cosa es la experiencia y otra el éxito, pero ella tenía claro que no se trataba de algo para intelectualizar o razonar. Simplemente, era consciente de que los adultos no se entendían entre sí y lo único que intentó fue que estas cosas no les llegara a los niños«, ha afirmado.

   Bouillon-Baker ha definido a su madre adoptiva como alguien que «tenía siempre esa alegría de vivir», con un «enorme amor» por las personas y una artista que «habría podido morir en el escenario bailando». «Pero también es verdad que no era la misma persona la que estaba entre bastidores y luego en los escenarios», ha apostillado.

   Baker siempre se caracterizó por su carácter avanzado y altruista, defensora de los derechos civiles. Fue una de las figuras destacadas de la Resistencia francesa e incluso la mujer de De Gaulle le llamaba «mi pequeña gaulista». En sus memorias, figura una alusión a su paso por España, país que describe como «algo mágico«.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies