«Somos nietos de una saga legendaria que ha quedado huérfana»

   MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) –

   Actores, familiares y ciudadanos han visitado, a lo largo de toda la mañana, la capilla ardiente instalada en el Teatro Español en homenaje al actor Juan Diego, donde se han repetido las muestras de cariño y respeto por una figura que, en palabras de Javier Cámara, era «hijo de leyendas» y deja a una generación que ahora queda «huérfana».

   «Era miembro de una familia que se está acabando, de esa saga de los sesenta que nos ha marcado a todos y todos estamos como carentes de esa familia. Es uno de los últimos miembros de su familia, un tipo que brilló junto a gente legendaria. Es, por tanto, hijo de esas leyendas. Y nosotros somos los nietos y ahora tenemos que quedarnos huérfanos y cumpliendo con su legado: muchísimo compromiso con su profesión y el colectivo«, ha destacado a los medios durante su visita de la capilla ardiente.

   Cámara ha apostillado que el fallecimiento de Juan Diego lo sienten «todos muchísimo» en alusión a «toda la profesión y muchísima gente» ya que, como ha recordado, «era una persona increíble, fascinante, no sólo como actor, sino también como ser comprometido con su profesión, con la gente. Y era un tipo en los rodajes brillantísimo, de verdad», ha añadido.

   «Era un tipo genial y bueno, pues no hay más que ver el cariño que le tenemos y el ejemplo que ha dejado«, ha indicado Cámara, que no ha querido recordar «muchísimas» anécdotas vividas junto a Juan Diego. «Las contaré algún día, cuando pasen unos meses«, ha apostillado ya que, como ha asegurado, era «un tipo que se portaba en los rodajes de forma genial, brillante y generosa».

   Cámara también ha recordado que estaban en contacto porque compartían representante (Paloma Juanes) y sabían que «estaba un poquito más pachucho, pero no que iba a ser tan rápido». «Juan tenía muchas vidas, ha sido un tipo que ha vivido la vida de forma muy potente, un tipo genial», ha enfatizado.

   Sobre su carrera, ha destacado su gran curriculum y, más allá de ‘Los santos inocentes’, donde logró su primer gran papel, ha hecho alusión a ‘Las bicicletas son para el verano’ o ‘El Rey Pasmado’, en resumen, «películas maravillosas que ha hecho junto a grandes maestros», sin olvidar el teatro.

   Precisamente su compañero de reparto en ‘El Rey Pasmado’, Gabino Diego, también ha querido rendir homenaje a Juan Diego, al que ha calificado de «amigo, gran compañero, gran actor y una persona muy generosa». «Todos aprendimos mucho de él«, ha reconocido.

   En línea con Cámara, ha destacado que formaba parte de «una generación de actores que ya no hay pero hay que seguir adelante y seguir creando y seguir recordando a Juan», al que ha precisado, despedirá en el teatro con la función de este viernes, al no poder hacerlo en persona.

   Por su parte, Emilio Gutiérrez Caba ha recordado algunos de los proyectos que compartieron, ya que conocía a Juan Diego de toda la vida. «Decirle adiós es un poco decirse adiós a uno mismo. Ha sido una terrible noticia«, ha confesado el también presidente de AISGE, aplaudido a su llegada al Teatro, donde ha recordado que Juan Diego «tenía su parte de humor» y era «un compañero excelente» con el que «nunca» tuvo problema profesional.

   Mientras, Carmelo Gómez ha descrito a Juan Diego como «el actor más grande» que ha conocido, en el escenario o delante de las cámaras. «Tardará mucho en nacer, si es que nace un andaluz tan claro, tan rico de aventura. Yo canto su elegancia con palabras que gimen», ha afirmado, citando el poema de Lorca.

   Gómez ha bromeado con el hecho de que fuera un andaluz que «siempre quiso vivir en Madrid» y que se comprometía «con todo y con todos, con una enorme empatía y muchas contradicciones» y ha lamentado que su muerte «haya sido en soledad». En cualquier caso, ha destacado que tuvo «un papel en la mano hasta el último momento, era un gran trabajador con un talento natural«.

   En la misma línea se ha expresado un emocionado Juan Echanove, para quien «Juan Diego era un primer actor, y de entre los primeros actores para mí el más grande». Sobre su impacto en la profesión, ha defendido que la dotó de «dignidad, conciencia de clase y enseñó la importancia, más allá del color, del hecho de de interpretar«.

   «El recuerdo es tan vivo que no me valen sus películas. Gracias a que en un momento Juan Diego decidió mirarme y hacerme actor, gracias a eso vivo y ahora que no está, por eso vivo y por eso voy a entrar en los teatros con la dignidad que me enseñó», ha añadido Echanove, que ha subrayado que el actor «hasta el último momento estaba aferrado a la vida«. «Todos los que han tenido la suerte de cruzarse con él disfrutan de una vida mejor», ha finalizado.

   «Venir a esto es terrible, ha sido un palo«, ha reconocido por su parte el actor Fernando Chinarro para quien el fallecido era «una persona maravillosa y un actor de los más grandes». «Juan, te queremos«, ha concluido emocionado, mismo mensaje de cariño que ha repetido un «emocionadísimo» Javier Conde, ya que Juan Diego es el padrino de Estrella Morente, su mujer, que lo considera su padre. «Es nuestro padrino, es un genio con tanta torería con la vida, tan genial de esos artistas increíbles», ha afirmado el torero que ha lamentado que se esté marchando «tanta gente tan grande».

   Con la voz entrecortada María José Goyanes, con quién compartió reparto en ‘Don Juan Tenorio’ en dos ocasiones, ha recordado que Juan Diego era «muy querible y divertido, siempre haciendo bromas», además de «muy andaluz y en cuanto salía del escenario tenía muchísimo acento».

   Manuel Fernández Serrano, conocido artísticamente como Manolo Solo, ha señalado que Juan Diego era «el actor más versátil» que ha conocido, «capaz de trabajar con cualquier acento», al tiempo que ha destacado su «gran humanidad» mientras que Paco Clavel también ha recordado que era «una persona supercariñosa y muy comprometida con la izquierda«, además de «un gran actor, que todo el mundo lo sabe», por lo que ha asegurado que su pérdida supone «un bajón» porque además «era muy joven y de espíritu también joven».

 TALENTO ACTORAL Y ACTIVISMO

   Por la capilla también han pasado otros rostros conocidos como Ana Belén, Víctor Manuel, Pastora Vega, la directora Natalia Menéndez o el presidente de la Academia Española de Cine, Mariano Barroso, que ha destacado que Juan Diego era «una referencia para todos los actores» y que «gran parte los avances de las últimas décadas» en el sector están ligados a su papel. «Para los actores fue una referencia y como compañero un ejemplo«, ha apostillado.

   «El brío de su trabajo y sus interpretaciones los trasladó también a la vida y tenía claro que la pasión de ser actor no estaba reñida con la reivindicación de los derechos sociales. Igualó el talento actoral con el activismo y lo convirtió en símbolo«, ha afirmado Barroso quien ha recordado su participación en el reciente homenaje de la Academia a Mario Camus. «Estarán haciendo la segunda parte de Los Santos Inocentes», ha añadido.

  «Ha sido una suerte conocerle, trabajar con él» ha recordado por su parte Marisa Paredes, sin olvidar «su lucha, sus reivindiccionees que eran las de todos» y destacar «esa fuerza, estuviera quién estuviera detrás», en alusión a su papel durante la dictadura. «Era un maestro de la vida«, ha zanjado. 

  El secretario general de CCOO, Unai Sordo, también ha hecho alusión a su compromiso ya que fue una figura «clave» en la huelga de actores y actrices del 75 y que siempre hizo gala de haberse afiliado a CCOO». «Fue un artista comprometido con la sociedad con la que vivió: estamos tristes y hemos venido a mostrar nuestro respeto y consideración ante su trayectoria», ha concluido.

CEREMONIA EN EL ESCORIAL

   Su hijo mayor, Adán Ruíz, ha agradecido a los medios la cobertura realizada que ha calificado de «respetuosa». «Mi padre creo que estaría también contento de la cobertura que habéis hecho», ha indicado Ruíz, que ha dado las gracias en nombre de la familia, que celebrará una ceremonia privada en El Escorial (Madrid), donde será incinerado.

  Un goteo continuo de ciudadanos, conocidos y anónimos, ha visitado durante toda la mañana la capilla ardiente instalada en el Teatro Español en homenaje al actor Juan Diego, fallecido este jueves a los 79 años de edad. El escenario se ha decorado con proyecciones de fotos suyas y numerosas coronas y ramos de flores en su honor y se ha inundado de la música de Estrella Morente. La capilla ardiente se ha cerrado en torno a las 14.00 horas, con la salida del féretro, despedido entre aplausos y puños en alto.

 

663325.1.260.149.20220429133948

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies