Sweet California, más ‘dulces’ y maduras que nunca en su último disco

Tamy Nsue, Sonia Gómez y Alba Reig, las integrantes de Sweet California.
Warner Music

Cuando habla una, hablan todas. Sweet California, el trío formado por una madrileña, una alicantina y una sevillana (Tamy Nsue, que se sumó en 2016, Alba Reig y Sonia Gómez), sacan nuevo disco, Origen, y tanto en él como en la entrevista muestran los rasgos que las han mantenido unidas seis años: amistad y equilibrio.

“Queríamos transmitir nuestro momento: de amistad, de mucho viaje, de vivir un sueño. Que la gente se quede con buena energía”, comentan sobre el mensaje que buscan. Pero, aunque suene a obviedad, ¿hace falta regresar a la raíz seis años después? “Hemos evolucionado de manera natural”, aseguran. “Primero, porque volvemos a nuestro idioma” y después porque han buscado “el origen de las bases musicales del disco”.

También porque han variado su repertorio. No solo ya no cantan en inglés, sino que se refuerzan en las nuevas tendencias. “Nosotras somos unas locas de lo que se lleva, siempre buscando lo último”, dicen sin tapujos. Lo tienen claro: “Es nuestro trabajo y nuestro deber”. Ellas no desconcoen que “es una suerte poder vivir de esto”, pero para mantenerse “hay que trabajar”.

Algo en lo que no descansan, como es su uso de las redes sociales. Para ellas, el fenómeno de las redes ha sido “muy bueno”. Tanto, que cuando han tenido que tomar decisiones, se han fijado “en esa cercanía”, leyendo a sus fans y sin titubear: “Saber lo que les gusta nos ha servido para, incluso, elegir un single. Ese es el nivel”.

Aunque Origen lo componen trece canciones (destaca el sencillo Loca o la canción con ritmos cubanos El amor es el amor), han sido 42 los temas compuestos. “Da penita. Fue una votación constructiva, pero al final es nuestra responsabilidad”, dicen. Del resto, aseguran que un nuevo álbum lo empezarían de cero, aunque “seguramente” retomarían alguna.

Para este nuevo, sin embargo, una cosa prevalecía: no ser la copia de nadie. “No íbamos a hacer reguetón porque no nos identifica”, zanjan. “Sweet California nació con una base de inglés muy fuerte del que estamos orgullosas, pero ahora sería de tontas no subirse al carro de la música latina”. Sinceridad ante todo.

¿Las expectativas? “Mantener lo que hemos logrado”. ¿El sonido? “Lo que nos pide el cuerpo. Somos afro, pop, balada…”. ¿Y la estética? “Decíamos que cuando sacáramos algo queríamos que toda la imagen se renovara. Hemos tenido una dirección artística muy grande en este trabajo. Y era necesario cambiar”.

Quizá cambiar sea la palabra que más se repite a lo largo de la conversación. Sweet California, que no se esconden (“También hemos sido superfans de mucha gente”) ha crecido junto a sus seguidoras: “Vemos como niñas que empezaron con nosotras siendo, pues eso, niñas, ya tienen 22 ó 23 años. Y nos pedían el cambio y ser más maduras”.

Lo traducen en música más adulta y se refleja en el mensaje del disco: “Esa libertad de querer ser tú mismo, da igual hombre o mujer. Nos consideramos superfeministas. Esto va a ser una revolución”.

Source link

Be the first to comment on "Sweet California, más ‘dulces’ y maduras que nunca en su último disco"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies