Un monográfico y una exposición de Martín Chirino ven la luz con la emoción de «retomar la normalidad del reencuentro»

   Presentada una segunda monografía y una muestra dedicada a la obra del artista grancanario, centradas en el período denominado Afrocán

   LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 17 Jun. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Martínez) –

   La presentación de un nuevo monográfico sobre la vida y obra del escultor Martín Chiniro, junto con la exposición ‘Martín Chirino. Afrocán. El oráculo del Viento’, se han presentado este viernes, 17 de junio, en un acto celebrado en Las Palmas de Gran Canaria donde se ha constatado «la emoción de retomar la normalidad del encuentro», como ha explicado a Europa Press Marta Chiniro, hija del artista y presidenta de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino.

   «Es muy emocionante retomar la renormalidad el reencuentro. No solo significa hacer estas dos exposiciones magníficas –en Casa África y en la sede de la Fundación, en el Castillo de La Luz–, sino volver a abrir la fundación de nuevo a todo el mundo», ha asegurado la artista y bióloga. «Que vengan a celebrarlo y sientan que la fundación es suya y que compartan la pasión por la obra de Martín Chiniro pero también por la cultura», ha apostillado.

   Así, en un acto celebrado en Casa África, la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino ha presentado el segundo volumen de la Enciclopedia Martín Chirino, dedicado al periodo conocido como Afrocán. Con motivo de la edición de esta segunda monografía, editada en colaboración con la Fundación Azcona, se ha desarrollado también una exposición de las piezas más significativas de este periodo, que ocupa dos espacios: la sede de la propia Fundación (en el Castillo de la Luz) y Casa África, ambos en las Palmas de Gran Canaria, que permanecerá abierta al público desde este 18 de junio y hasta el 18 de septiembre de 2022.

   La muestra, comisariada por Antonio Manuel González (autor de la publicación), incluye otras esculturas y documentos solicitados a instituciones internacionales de prestigio o cedidas temporalmente por coleccionistas privados, con la tutela artística de los maestros de Chirino: Julio González y Ángel Ferrant. Se contextualiza, además, con la exhibición de objetos originales de arte africano.

   El acto de presentación de la obra y las exposiciones ha contado con la presencia del director de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, Jesús M. Castaño; el autor del segundo monográfico, Antonio Manuel González, y el director general de Casa África, José Segura Clavell.

   En declaraciones a los medios, Castaño ha explicado que la publicación presentada forma parte de la obra enciclopédica que contribuye a contextualizar «la obra, el pensamiento, los períodos e iconografías del maestro Chirino», una labor que continuará en sucesivas monografías.

   Esta segunda monografía forma parte de la ‘Enciclopedia Martín Chirino’, una iniciativa que surgió en paralelo a la idea misma de nacimiento de la Fundación, en 2015. El libro –que prevé otros 16 capítulos– reúne el trabajo creativo de Martín Chirino en sus diversas épocas, cada una de ellas abordada por prestigiosos críticos y especialistas.

   El primer volumen de la Enciclopedia, escrito por Alfonso de la Torre, abordaba los primeros años en la trayectoria plástica de Martín Chirino, con el foco puesto en el ciclo de las Reinas Negras, un ciclo concebido en el taller del artista canario en Las Palmas, un espacio de hallazgos de juventud donde ya estaban presentes atributos de su obra como el nomadismo y el imaginario insular.

   En el caso de ‘Martín Chirino: Afrocán’ se ha contado con el apoyo de diversas instituciones públicas, como el Gobierno de España, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

   Respecto a la elección de Antonio Manuel González para escribir este segundo volumen, Castaño ha destacado que «tenía que ser conocedor de la obra de Chiniro y ser canario». Precisamente, González ha asegurado que esta exposición le hubiera encantado al «querido maestro», con el que compartió «muchas tertulias y momentos desde 1979». Martín Chiniro falleció el 11 de marzo de 2019, a los 94 años de edad.

   Sobre su trabajo, ha recordado que «debido a la terrible experiencia de la pandemia», que le tuvo sin salir de casa, pudo escribir una obra que le costó «sudor y lágrimas», como ha bromeado. También ha subrayado que la obra de Chirino tiene «la vocación de ir de lo particular a lo universal» al tiempo que conecta a las islas «con la realidad atlántica, incluyendo Europa, África y América».

   Por su parte, Segura ha destacado que la serie ‘Afrocán’ representa el compromiso de Chirino consigo mismo su paisaje y su época ya que se trata de un autor que «rebasó fronteras», al tiempo que inaugura un espacio de comunicación entre las Islas Canarias y el continente africano.

   En este punto, ha explicado que ‘Afrocán’ es un neologismo que alude a la doble raíz canaria y africana. Como dijo Chirino: «Si desde París se había acuñado el término afroeuropeo, pensaba que afrocán resultaba idóneo; una voz que sonaba muy natural, pues no parecía un cuño de dos palabras superpuestas, sino que aludía a una: ‘AfriCanarias'».

CONEXIÓN CON EL CONTINENTE AFRICANO

   Iniciada en 1974, la serie de los Afrocanes de Martín Chirino, con su enigmática configuración entre la forma oval de la máscara, la espiral y el espejo, supone el vínculo que el escultor traza, en medio del conjunto de su producción artística, para convocar un espacio de comunicación y reflexión entre las Islas Canarias y el continente africano.

   «La muestra resitúa, pues, a Canarias fuera de los patrones más insularistas», añade Castaño. De este modo, la exposición –que cuenta con la colaboración de la Fundación La Caixa, a través de Caixabank– incluye esculturas, dibujos, fotografías y todo tipo de documentos que aluden a un periodo en España en el que se abrían nuevos caminos. «Hay una búsqueda de libertad que hace temblar los pies de barro de la dictadura», dejó escrito el propio Chirino.

   En aquellos años, el artista participaba en la elaboración del Manifiesto del Hierro y firmaba el Documento Afrocán, ambos datados en 1976, después de haber concebido la escultura ‘Oölogy-el Afrocán (1973)’, que constituye el cimiento de la serie de obras de formas ovales rodeadas por la espiral, símbolo ancestral de la cultura aborigen canaria.

   Como precisa González, la búsqueda de raíces que caracteriza esa etapa tan fructífera en Chirino lo lleva a vincularse con lo primitivo tanto desde el linaje pictórico y escultórico europeo como desde otra pertenencia, un quehacer que no es un mero «revival primitivista».

   Al recurrir al óvalo, se representa la inmensa soledad del hombre contemporáneo, moldeando un oráculo-espejo en el que se refleja «la propia identidad en la radical otredad», en palabras de González, que destaca el hecho de que todas las máscaras «carezcan de miradas».

   Como dijo Chiniro: «La latitud del archipiélago me hace sentir la cercanía del arte africano. En el afrocán se adivina la imagen de las máscaras africanas por las que sentía gran admiración y que, con la espiral canaria como base, me adentra en una nueva escultura diferente y no de fácil interpretación».

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies